El duelo en la adolescencia

Posted by: on ene 16, 2012 | No Comments

Saber que nunca más volverán a ver a esa persona tan amada los afecta en diferentes áreas de su vida. Algunos se encierran en las cuatro paredes de su habitación, prefieren sufrir en silencio y aparentar ser fuertes delante de los demás.

Es muy usual que los adolescentes repriman sus sentimientos. Si uno de sus padres murió, tratan de tomar su lugar e intentan ser el apoyo de sus hermanos menores. Esta evidente fortaleza es realmente elogiable, sin embargo; debe ser asumida sin ignorar la etapa de duelo, el joven debe percibir su tristeza como una reacción natural y no presionarse a mostrar una actitud insensible.

Muchos adolescentes no saben hacia donde dirigir su frustración, se enojan con el ser que perdieron, contra otros familiares, y aveces le reclaman a Dios el haberles arrebatado a la persona que tanto amaban.

La muerte de un ser querido es una de las experiencias más dolorosas, por ello es tan importante que los adolescentes cuenten con el apoyo de sus familiares y no se aferren en la amargura. Dicen que el tiempo lo cuidado todo, incluso las heridas más profundas.

Leave a Reply