Mi hijo fuma, ¿qué hago?

Posted by: on Dic 6, 2011 | No Comments

fumar adolescenciaLa mayoría de adolescentes, a insistencia de sus amigos, decide empezar a fumar aunque no tienen el menor interés en hacerlo. Enséñale a tu hijo a negarse y a no sentirse intimidado por las burlas o los comentarios de terceros. Quienes lo tratan de persuadir incluso admirarán su determinación en medio de las críticas.

Un famoso dicho dice ‘se predica con el ejemplo’. por ello evalúa tus propios hábitos antes de hablar con tu hijo. Si tu misma fumas sin parar, será más complicado que lo exhortes a dejar el cigarro.

El adolescente necesita saber que además de las enfermedades, su apariencia también se verá perjudicada a causa del tabaco. Sus dientes se tornarán amarillos, tendrá mal aliento. Y a nivel emocional se volverá irritable, ansioso y dependiente.

Si  tu hijo fuma con frecuencia, ve a paso lento con él. Establece las primeras reglas para ir disminuyendo su ocurrencia en las siguientes semanas. Quizás permitirle hacerlo solo después de comer, fuera de casa o a determinada hora sean alternativas para que el cambio sea menos brusco.

Lo ideal es prevenir que nuestros hijos adolescentes comiencen a fumar a tan temprana edad, por eso charla frecuentemente con ellos y brindale toda la información necesaria para que conozcan el daño que provoca el tabaquismo en su salud.

Leave a Reply